2009-08-18

Obama prometió cambiar a Washington y Washington lo cambió a él.

Obama prometió cambiar a Washington y Washington lo cambió a él.

Obama y los demócratas salvaron a Wall St. y ¡no se atreven pasar una reforma de salud para Main Street! Les auguramos que su base los va a castigar y perderán asientos en el próximo Congreso 2011. El congresista Conyers dice que Obama puede ser reina por un día. Sin opción pública nos pueden obligar a comprar polizas chatarras. ¡Claro que las acciones de Big Pharma comienzan a subir!


Se trata de un quid pro quo entre Obama y Big Pharma.


En el fin de semana la Secretaria Sebelius declaró que la opción pública no es esencial para el plan. (El periodista no le preguntó cuál es. Matt Taibbi, autor de un exposé acerca de Goldman Sach y el Washington Connection, escribe denunciando la rendición preventiva de la opción pública en la reforma de salud. Obama se rinde antes de dar la batalla en el Congreso.

Esto ocurre en condiciones de crédito apretado para negocios y consumidores, según reporta la Reserva Federal (una señal de no-recuperación) y de la reducción en la demanda por crédito comercial para bienes raíces.
... El modelo de gran centro comercial del que tanto dependía la economía para generar empleos es cosa del pasado...
...continúa la ola de quiebras en las cadenas de comercio al detal. Las ventas del back to school han sido flojas.

El mismo Ben Bernanke, miembro del triunvirato al que Obama confió la recuperación (Bernanke, Geithner, Summers) ha dicho que la "recesión" es larga y dolorosa:
It takes GDP growth of about 2.5 percent to keep the jobless rate constant, Bernanke noted. But the Fed expects growth of only about 1 percent in the last six months of the year.
Las preferencias de consumo experimentan cambios tectónicos y la tasa de crecimiento anticipada para los próximos 30 años (mientras sobreviva la generación de los baby boomers) es de 2.4%, lo que implivs un desempleo estructural de 10%. A menos que a los boomers los pasen por los hornos, como sugiere Sarah Palin... (Por si no lo notaron, son los boomers los que se muestran más iracundos en los town hall meetings.)

El reciente rush en los mercados extranjeros por valores del Tesoro de EEUU, particularmente por los chinos, sugiere que las apuestas son por la deflación.

Y en este escenario económico social, Mr. Obama went to Washington became buddy with corporate America and blew it for the common people. Yes, he can and yes, he will. Lo sabíamos desde que nombró a R. Emanuel, el silencioso chief of staff que se ha opuesto a la investigación de tortura, a la opción pública y a otras medidas de saneamiento de Washington y que ahora regaña a la base demócrata. Uno no puede roderarse de cabilderos de intereses especiales y producir políticas de beneficio popular. El médico Howard Dean, ex gobernador de Vermont y creador de la estragegia política que recuperó el Partido Demócrata, dice que no está todo perdido y advierte a los congresistas, a quienes les esperan primarias, que reforma sin opción pública no es reforma. Si Obama hubiese nombrado a Dean para Secretario de Salud, como muchos esperaban, el destino de la reforma de salud sería otro. Pero no. Nombró a una experta en seguros y ahora sabemos por qué.

Dean se ha echado la defensa de la opción pública sobre sus hombros, junto al caucus progresista en el Congreso.


Cientos de blogueros se han unido a la campaña. Hay una petición para exigirle a los congresistas no eliminen la opción pública, la que puede firmarse aquí o desde la franja derecha del blog.

UPDATE: Cien demócratas se oponen a eliminar la opción pública. Amenazan con votar en contra.