2009-01-24

Jorge de Castro Font, crónica de una corrupción apadrinada




El entonces senador del PNP Jorge de Castro Font (Ñañito) en un despliegue de prepotencia, insulta a opositores del Paseo Caribe, altera la paz usando lenguaje soez y dispone de una patrulla 911 (emergencia) de la Policía como si fuera de su propiedad señorial. Ahora se encuentra convicto de delitos de corrupción y en espera de ser sentenciado por un tribunal.

Del 1996 al 2008 han transcurrido doce años durante los cuales el país ha conocido, para su vergüenza, de múltiples casos de corrupción oficial cuyos responsables han sido o no procesados en los tribunales, en su mayoría en el tribunal federal del distrito de Puerto Rico. Durante este perído el ex senador De Castro Font pudo conocer, desde su silla en la Asamblea Legislativa, los casos de corrupción de colegas legisladores y de oficiales de gobierno que pagaron una alto precio por sus crímenes de corrupción. ¿Cómo es que no aprendió por cabeza ajena?

La carrera legislativa de De Castro Font se inició hace 20 años en 1988, a la joven edad de 24 años. No he conocido a ningún joven de esa edad con capacidad para asumir las responsabilidades propias de un legislador. Sabía de Miguel Angel García Méndez quien, en una época en que los legisladores sólo cobraban una dieta por sus servicios, llegó a ser- a los 28 años, y habiendo sido ya un profesional de reconocimiento- tipo de lumbrera excepcional graduado de Leyes a los 19 años- el legislador más joven de su tiempo. A falta de mérito personal para el cargo, ocurre que de Castro Font contaba con un atributo que García Méndez no tenía: ser nieto de un fundador del Partido Popular miembro del círculo íntimo del patriarca Luis Muñoz Marín.

Luis Muñoz Marín, patriarca del ELA al final de su vida. Su semblante revela gran amargura ante el fracaso de su proyecto histórico de un país de justicia social dirigido por una elite comprometida con el servicio público.

Esta- y no otra puede ser otra- es la explicación de que un de Castro Font fuese privilegiado con un puesto por el partido de su abuelo  sin haber mostrado otro talento que el de haber nacido en una de las familia constituyentes de la clase política que se reinventó en los 1940 bajo el rubro del Partido Popular y del Estado Libre Asociado. El regalo fue de doble valor, porque al bisoño de Castro Font se le entregó una de las candidaturas por acumulación, que en cualquiera de los partidos principales significa seguro pasaje directo a la Legislatura. ¿Cuál de los líderes del Partido Popular apadrinó en 1988 las pretensiones políticas del joven Jorgito de Castro Font e irresponsablemente ignoró su inmadurez y falta de capacidad para aportar a la dirección del país?

Tras esta fácil entrada a los círculos del poder político local no debe extrañarnos que el joven de Castro Font madurara convencido de que su linaje le hacía acreedor a una vida fácil facturada a la hacienda del país y sin importar el bienestar del servicio público. Descartada la tradición meritocrática de los partidos políticos de décadas anteriores, de Castro Font ni siquiera tuvo que esforzarse por ganar un distrito legislativo para su partido y probarse como político capaz de ganar votos. Tampoco tuvo que mostrar capacidades intelectuales ni morales. Sus primeros doce años de parasitismo político como legislador por acumulación deben haberle confirmado que ocupaba el puesto por "derecho divino" y que podía, ¿por qué no?, aspirar también a la alta dirección legislativa.

En el 2001 quiso ser Speaker de la Cámara de Representantes, posición para la que la gobernadora electa, Sila Ma. Calderón, tenía otro candidato. Fracasó en su intento. Pero, consumado ya como político soberbio, no aceptó ver sus aspiraciones derrotadas. Le quitó el escaño a su partido y se declaró independiente, que en el ámbito local significa estar disponible al mejor postor. Luego, y haciendo gala de lo aprendido en la escuela del oportunismo isleño, se mudó de partido y se convirtió- de estadolibrista- a postulante de la estadidad federada. Los tontos que dirigían el Partido Nuevo Progresista (debo decir, que controlan la franquicia de la estadidad) entonces en minoría, creyeron haberse sacado la lotería. Tontos. ¿En que otro escenario que no sea el de la corrupción de la vida pública habría prosperado un político como De Castro Font? ¿A dónde más que en el mercado de compra y venta de influencias políticas?

De haber entendido la diferencia entre ser disidente de un partido y ser un despojo político en busca de venganza y poder, el liderato del PNP en la Asamblea Legislativa le hubiese ahorrado al país una gran vergüenza pública. Pero ¡que va! al contrario.  Le regalaron el ticket al Senado. El presidente del Senado PNP, le entregó posiciones de mucha autoridad legislativa y lo aprovechó para prevalecer en una mesquina disputa intrapartita con una facción adversaria. No en balde se le reforzó al Ñañito la convicción de impunidad y de su derecho a hacer con los haberes públicos como le conviniera a sus intereses personales. Nada le pudo parar, ni el liderato ejecutivo de su nuevo partido que, al menos, intentó su expulsión, aunque la decisión fue luego declarada nula por el Tribunal Supremo de Puerto Rico y se le permitiera seguir como candidato por el PNP y mantener su escaño este noviembre pasado. Afortunadamente, parece que un insoportable hedor a carroña política llegó a la oficina del Fiscal de EEUU en Puerto Rico y Jorge de Castro Font terminó siendo acusado por múltiples delitos federales de corrupción pública. Aún tras su arresto y borracho de la arrogancia cultivada durante 20 años, juró por su madre ser inocente y amenazó con decir lo que sabe de otros.

Hace dos días, tras pasar las navidades en el Centro de Detención Federal en la Isla y reflexionar sobre sus posibilidades legales, decidió declarse culpable de delitos que conllevan pena mínima de nueve años en prisión. Hizo bien en ahorrarle a sus hijos, esposa y padre el espectáculo de los detalles del drama de corrupción que admite protagonizó. Por ahi se comenta que hay gente asustada ante la posibilidad de que Ñañito haya negociado su sentencia mencionando nombres y hechos de interés a la fiscalía. No sé si Justicia local investigará la posibilidad de delitos asociados a las acciones delictivas del ex legislador que involucren a otras personas públicas o privadas. El tiempo dirá.

Este caso es el último en una larga lista de investigaciones y procesamientos criminales contra responsables de corrupción oficial que las autoridades federales han realizado en la Isla durante la última década y que, más recientemente, incluyen a oficiales de la Policía insular y al pasado gobernador. Los federales están limpiando la casa. Se puede, si se quiere, alegar que no es su casa, pero lo que no se puede negar es que la limpian.

13 comentarios:

Elco Lao dijo...

Myrisa:

En el caso de Jorge De Castro Font, los Federicos entraron como Juan por su casa al Capitolio... ¿Alguien dudará de ese poder sobre la colonia...?

El nombramiento del jefe de la Policía y el de Hacienda podrían señalar a que estos funcionarios que han trabajado para agencias de allá, son parte de un plan que ha puesto en marcha la Metrópoli para poner bajo sindicatura una agencia del orden y otra que maneja el flujo de dinero a TODO el gobierno... Las dos agencias que pueden ejercer el mayor control social y político...

En este sentido el retrato de Luis Muñoz Marín, pintado por Francisco Rodón, muestra la pesadez de su semblante, no porque "su" proyecto político hubiese fracasado, sino porque él sabía que las alianzas que hizo con la Metrópoli cerraban la posibilidad en muchos años de una patria libre, como él predicó al principio de su carrera política, de Pan, Tierra y Libertad.

Cecil Snyder fue el fiscal que llevó a Pedro Albizu Campo a la prisión de Atlanta. Luego, Luis Muñoz Marín nombró a este Cecil Snyder como juez presidente del Tribunal Supremo de Puerto Rico. Muñoz sabía de traición porque era un maestro en ese arte. Así, que lejos de ser un ejemplo a emular para los políticos, Muñoz es un alma en pena que se deja retratar, a pesar de las protestas de su esposa Inés, para que permaneciera en el arte como un ánima vagando en la nada. Por lo menos fue valiente ante Rodón al mostrar su fragilidad...

Jorge de Castro Font NO tenía el arte de mentir porque era honestamente un mentiroso y vendido. Se pavoneaba con su discurso entreguista. Por lo menos, Muñoz la disfrazaba con su retórica y sus adornos barrocos... ¿Cómo Rodón retrataría a Jorge de Castro Font...? Lo más seguro es que esta rata que ahora le huye a las cámaras, también le huya a los pintores... Si se dejase pintar, quizás su retrato sería igual que el de un avestruz escondiendo su cabeza bajo la tierra, y lo titularían: "Retrato de un descabezado..."

Myrisa dijo...

Elco: los federicos entraron como juan por su casa al Capitolio de PR de la misma manera que entraron en la residencia de Blagojevich, todo un gobernador de un estado tan poderoso como Illinois. Con el gobernador de aquí tuvieron la deferencia de que se entregara voluntariamente. Hace par de años los federicos entraron en el Capitolio federal (¡asiento del poder legislativo de la potencia mundial!) para obtener evidencia contra el congresista William Jefferson (D, LA). Jefferson quiso que el tribunal no considerara la evidencia obtenida de su oficina congresional porque violaba la protección constitucional contra intimidaciones a oficiales electos. El juez le dijo: nonine, las oficinas del Congreso no son santuarios de crimen subvencionadas con fondos públicos, y añadió que un congresista es sujeto a las leyes como cualquier ciudadano. Así creo: si los federicos pueden allanar la residencia o negocio de un narcotraficante o de un líder sindical corrupto (http://pr.indymedia.org/news/2005/12/11847.php), ¿por qué no pueden hacerlo con un gobernador, legislador estatal, legislador federal? Nadie debe estar por encima de la ley. Hoy Héctor René Lugo (http://www.nlpc.org/view.asp?action=viewArticle&aid=1809), ex jefe sindical de la Autoridad de Acueductos, está guarda'o en una prisión federal igual que Víctor Fajardo, ex secretario de justicia del ELA. Las intervenciones del FBI contra la corrupción en la Isla han aumentado, lo mismo que en el resto de EEUU porque vivimos tiempos de mucha corrupción oficial y porque Puerto Rico, a veces se nos olvida, es un tax haven, esto es un paraíso para el lavado de dinero. No me gusta encontrar animalitos en mi cocina, pero doy por seguro que si no la limpio, éstos vendrán por la noche a hacer el trabajo que yo no hice.

Es posible que el nombramiento de Figueroa Sancha tenga el propósito de poner a la policía de PR en una especie de sindicatura federal, recurso que hoy encontraría gran apoyo en la ciudadanía dado el estado de corrupción policiaca. Pero también puede ser que el Gobernador Fortuño entienda que es un oficial del orden público sin vínculos con la oficialidad local y ello le capacita para poner la casa en orden. Es muy temprano para llegar a una conclusión. Sobre Hacienda, no sé. Aquí los contralores, desde los tiempos de Basilio Santiago han dicho que hay un 10% del presupuesto que no se sabe a donde va. El presupuesto de PR incluye las transferencias federales que son, entre otros, fondos para educación, salud, etc. Los padres de los niños con necesidades de educación especial, por ejemplo, han tenido que acudir a los tribunales para que a sus hijos se les asignen los servicios que se supone se compren con fondos federales asignados a ese propósito. El Depto. de Educación se ha pasado la orden del tribunal por el forro. A lo mejor ese es el propósito de nombrar a este señor que no sé quien es. A lo mejor, Fortuño considera que su experiencia en el gobierno federal es valiosa en Hacienda. Yo que sé. Vamos a verlo funcionar y después hacemos conclusiones.

Cecil Snyder fue nombrado juez del Tribunal Supremo de Puerto Rico en 1942 por el Presidente Roosevelt, pues bajo las leyes Foraker y luego Jones (ley de relaciones federales con PR) era el presidente quien nombraba al Tribunal Supremo, así como al Gobernador. De 1900 a 1952 los presidentes del Supremo de PR fueron puertorriqueños nombrados por el Presidente de EEUU. Snyder era del brain trust de Harvard y un protegido del Senador Tydings (el de los proyectos de independencia para la Isla). Roosevelt lo había nombrado juez del Supremo de PR en 1942. Cuando se estableció el ELA en 1952 y se estableció la constitución local otorgando al Gobernador la potestad para nombrar los jueces del Supremo local, LMM heredó a Snyder. Siguiendo la tradición judicial de nombrar presidente al juez asociado de más antiguedad, LMM lo hizo Presidente del Supremo en 1953. Duró cuatro años y renunció. LMM tuvo la oportunidad de nombrar un tribunal a su medida, tendencia que se continuó bajo los 28 años de gobierno interrumpido del PPD e inclusive bajo el período bipartita de 1968 a 2008.

No creo que a la altura de 1952 cuando se inicia el experimento del ELA, LMM tuviera como norte la construcción de una "patria libre" en el sentido nacionalista. Su pensamiento, para bien o mal, había transitado hasta un modelo de sociedad de bienestar (welfare state), con ciudadanos capaces de autogobernarse y dirigidos por una elite de probada capacidad en los asuntos públicos, el modelo rooseveltiano, adaptado a una sociedad con problemas de latifundio y subdesarrollo y criollizado con el lema populista internacional "Pan, tierra, libertad". En el proceso de pintarlo, dice Pancho Rodón, Muñoz le confesó tener remordimientos por la forma tan dura como había procedido contra Albizu y los nacionalistas, pero no dijo que en el fondo fuese independentista. Hay una entrevista en La Voz del Pueblo. Muñoz ciertamente hizo claro su frustración y amargura ante el fracaso de su proyecto social y comentó que, al escoger el camino de la industrialización rápida (moscosiano), se "obligó a permitir que 300 hijos de la gran puta se hicieran millonarios". (Brett Wallach)

Jorge de Castro Font es hijo del ELA y de su modelo moscosiano.

Elco Lao dijo...

Myrisa:

No te voy a discutir el poder de los "Federicos" porque en eso y en todo lo que señalas tienes la razón... Lo único en que no creo coincidir es en el contexto del "imaginario" que se traslada al "lenguaje común" que muchas veces aceptamos como postulados.

Para que en Puerto Rico existan organismos "federales", como en los otros 50 estados, nosotros tendríamos que ser parte de la "FEDERACIÓN". En este caso, no somos parte de aquella "FEDERACIÓN" y por lo tanto, esos organismos gubernamentales sirven a un brazo COLONIAL de la Metrópoli.

Lo que pasa es que aquí asumimmos el vocabulario impuesto por la Metrópoli y le decimos "federal" a cualquier oficina de USA en Puerto Rico. El FBI es "FEDERAL" allí, en USA, porque allí sus ciudadanos organizan el gobierno que los creó. Aquí, el FBI es una policía de la Metrópoli. Claro, hasta que los puertorriqueños y el gobierno de USA acepte el maridaje del estado 51.

Aún así, si fuésemos una COLONIA de una Metrópoli con monarquía, no estaría triste porque la guardia del Rey arrestara a esta rata llamada Jorge De Castro Font...

Myrisa dijo...

Pues tienes razón en lo de la colonia. Espero no me encuentres incursa en la negación de una verdad tan evidente. No somos parte de la federación y los que gobiernan la federación no son electos por nosotros. Eso es colonia. Pero el problema se complica porque los puertorriqueños no han votado por la independencia en las ocasiones en que han podido (1968, 1993, 1999). Tampoco han votado por la estadidad. Pero la estadidad es la opción de soberanía que más ha crecido en las últimas décadas. Eso es así irrespectivo de análisis sobre las causas y condiciones. Irrespectivo de si queremos convencernos de que el país esta "equivocado", no sabe lo que le conviene, o lo que sea. Este es el primer reality check que hay que hacer.

Digo "federales" porque su autoridad legal emana del gobierno federal o central de EEUU. Puerto Rico no tiene representación en ese gobierno y eso hace que su relación con la Isla sea colonial. Given. Resuelto el conficto entre el imaginario y el lenguaje común.

Pero en la Isla no creo que haya nadie que se imagine a los federales como representantes de un gobierno electo por nosotros y así- en el lenguaje común nuestro- "federales" quiere decir de Washington, del gobierno de EEUU, no del gobierno de PR.

Lo importante aquí es anotar que, en su conjunto, los puertorriqueñs ven con buenos ojos esas intervenciones que le limpian la casa de vez en cuando y les garantizan una medida de justicia mínima y de protección frente al gobierno local. Paisciego dedicó una entrada a este tema: http://paisciego.blogspot.com/search?q=existe+la+justicia.

Hay otros aspectos en que los puertorriqueños ven también con buenos ojos la interferencia de las agencias o de la legislación federal: en cuanto a derechos civiles, sobre la ilegalidad del discrimen por raza, sexo, preferencia sexual, sobre el derecho a la educación de los niños con condiciones especiales, los derechos de los ciudadanos mayores y con descapacidades físicas, la protección contra los abusos policiacos, la descriminalización de la homosexualidad, el derecho de las mujeres a terminar embarazos, etc. Estas conquistas,por cierto, no han sido inventadas por el gobierno federal, sino que son el resultado del rejuego entre el poder central y las luchas populares en EEUU. Es bastante más complicado que la polaridad metrópoli-colonia descrita por el siquiatra Franz Fanon para la Argelia francesa.

Elco Lao dijo...

Myrisa:

Reconozco que también en USA han tenido luchas como la de libertad para los esclavos, pero aquí también bajo España se dieron esas luchas contra los esclavistas. En todo caso, en el mundo entero se dan las luchas por los derechos humanos, y como muy bien me has puesto al día, AHORA en USA los trabajadores de un sindicato “local” de California, lucha contra la burocracia “central” de la SEIU, al punto de querer desafiliarse… análogo a lo que han pretendido hacer aquí contra la Federación de Maestros…

También reconozco que si en mi trabajo me puedo proteger mejor con las leyes de USA y sus oficinas, frente a las inoperantes de aquí, yo recurriría a las de USA… Una cosa es que yo viva en una jaula sin comida y otra es que viva en otra donde pueda escoger entre varios platos, comoquiera es innegable la existencia de esa jaula. Tampoco niego que fuera de mi jaula, otros peleen por sus derechos y que por carambola, me salpiquen esas luchas. Pero, como sabes, NO POSEEMOS TODOS LOS DERECHOS DE LOS CIUDADANOS DE USA… Aunque allá logren que se les reconozcan nuevos derechos, aquí los políticos de turno tienen que visitar la Metrópoli para mendigar ayudas, imagínate los derechos…

Por eso, no podemos llegar al punto de aceptar la esclavitud como un principio, aunque los esclavos rueguen por la permanencia de la esclavitud. El estado COLONIAL es ILEGAL aunque Fanon no haya escrito nada y no hubiese existido. El que una nación esté sujeta al poder de otra, es un estado de esclavitud y POR PRINCIPIOS, se debe combatir, aunque nadie haya escrito nada antes de yo escribirlo aquí… Aunque la “mayoría” no quiera ni estadidad, ni independencia, ni un ELA soberano, la realidad colonial NO se debe tomar como un asunto permanente, o como un postulado inalienable, porque si fuese así, podríamos decir lo mismo de la mentira… Y dudo mucho que tú hayas aceptado la mentira como premisa al escribir en este Blog, que lo que haces es combatirla…

Myrisa dijo...

Estamos de acuerdo. La colonia es ilegítima. Hay que liquidarla.

Eugenio dijo...

Saludos

Pensé haber dejado comentario por aquí, pero aparentemente no. Lo que creo que dije es que estuvo excelente la crónica, y para mi pesar coincido en la percepción de que los INVASORES en esta COLONIA (para escribir como Elco, je, je) parecen hacer una buena labor de fiscalizacion que, por alguna razón, no vemos de las autoridades locales... digo, autoridades COLONIALES.

Con Elco también estoy de acuerdo en la mayoría de lo que señala, aunque nunca he entenido el por qué aclarar y reaclarar en los comentarios lo que un escrito no pone en duda: cosas como que Puerto Rico es una NACIÓN, y que aquí hubo una INVASIÓN, y que por ello esto es una COLONIA, y otras obviedades en letras mayúsculas.

Volviendo al tema de la fiscalización de los federicos, recuerdo que el abogado de Filiberto una vez dijo en una entrevista que los estatales, como Toledo (que fue federal), eran mediocres frente a la supuesta eficiencia de los federales a propósito, para contribuir a ese sentimiento de inferioridad del colonizado. A mi no me convence tanto esa explicación, aunque si puede haber algo psicológico envuelto; creerse, sentirse y actuar como poderoso en una agencia federal, pero no así en la estatal.

También se suele decir mucho, y me incluyo, que hay una impunidad en las esferas locales (sí, sí, las COLONIALES) porque los fiscalizadores y los sospechosos son miembros de una misma clase política. Pero esto no explica porque estos mismos puertorriqueños sí son eficientes cuando éstan en las agencias federales (si, si, las de la METROPOLIS). ¿Será que a nivel federal se cuelan más de los que en un comentario pasado llamastes "profesionales de origen 'plebeyo'"? ¿O será simplemente el factor de los recursos? ¿O la dirección? ¿O el hecho de estar conectados con una supervisión fría e impersonal de Washintong?

Elco Lao dijo...

Eugenio:

No pongo en duda lo que dice Myrisa… Sólo señalo al asunto en la nota al calce del retrato de Rodón que menciona el “proyecto histórico” de Luis Muñoz Marín… Nunca he creído que Muñoz tiviese un “proyecto histórico”, suyo, de su autoría, sino que se acomodó al “proyecto colonial” de la Metrópoli…

Y frente a ese perfume del 1952, Muñoz cogió pon y armó toda una retorica para construir en el imaginario un discurso que tenía la intención de etiquetarlo como de “centro”.

En esa retórica de que en Puerto Rico existe un centro, y que a partir de esa “verdad” se pueden construir los otros “extremos” del termómetro, que perpetúa la mentira, se han montado TODOS los políticos, de manera que la MENTIRA ha sido el motor de la gerencia de un gobierno fatulo que dice tener fiscalizaciones de un lado y del otro… y aquí es que encaja Jorge De Castro Font, en una mentira donde hasta lo ridículo se puede decir…

No es que Muñoz haya implantado una gerencia honesta y luego la dañaron otros, porque ese es el mito, sino que Muñoz impuso la mentira y los demás el descaro… como una bola de nieve que baja por una pendiente…

Myrisa dijo...

Eugenio,

No entiendo porque no entró tu comentario antes. Se supone entren libremente sin moderación e inclusive en forma de anónimos. Debe haber sido un problema técnico.

No coincido con la tesis conspirativa del abogado que mencionas. No creo sea posible que todos los funcionarios electos y nombrados se pongan de acuerdo para demostrarle a los puertorriqueños la superioridad de la metrópoli, como si juraran mediocridad para proteger la colonia. Coincido que el asunto debe tener aspectos sicológicos. En Puerto Rico las cosas se manejan en un contexto demasiado familiar o personal. En las esferas de gobierno y de los negocios, todo el mundo conoce a todo el mundo y todos se encuentran en los mismos lugares. Toledo puede haber sido eficaz en el ámbito federal y pareció serlo en el local durante los primeros años en la policía, luego un día Silverio Pérez comentó en una de sus columnas que al Super se le salían las lagrimas cuando cantaba "Verde Luz" con el corillo que se juntaba alrededor del piano de su casa. Estamos jodidos, pensé. "Pitorro y panas"... recordé inmediatamente el título de uno de los capítulos del libro de Alexander Odischelidze, Pay to the Order of Puerto Rico.


Odischelidze es un negociante de seguros que en los 1970 se casó con una boricua plebeya y- enamorado de la sencillez y calidez de su gente- se mudó a la Isla a criar familia y levantar negocio. Conoció de primera mano los estilos de hacer negocio en PR y los relata con candor: "Doing business in PR is a lot different from doing business on the mainland. In the US you could just start knocking on doors and pretty soon someone would say yes. In PR, everything was done through contacts, influence, and what the locals call 'pana'". Pana no tiene que ver con la fruta del árbol con el que alimentaba esclavos. Pana nos llega del inglés "partner", persona cercana y relación de protección mutua. "Ve a ver a mi pana, fulanto de tal, y dile que yo te mandé". ¿Alguien ignora que el panismo es un mal en nuestro medio: político, económico y de cualquier orden.? Todo mundo sabe que el que quiere hacer negocios se va, de acuerdo a su categoría, al Bankers Club, a la Plazita de Santurce, o a la de la Roosevelt. ¡Panas y pitorro, pitorro y 'panas!, aquí la formula de circulación del capital descrita por Marx se transmutó en un ejercicio permanente de relaciones públicas e intercambio de favores. El autor se dio cuenta rápidamente de los mecanismos de éxito local y continúa relatando cómo fueron sus panas en posiciones de "gatekeepers" del peculiar sistema insular quienes le permitieron navegar las superarchicomplicadas rutas de la "permisología" local(término acuñado localmente para describir un arte, ciencia o peritaje de aplicación local). No ebe ser necesario mencionar ejemplos conocidos recientemente.

Hace unos días mi sobrino me relataba que un compañero suyo, joven brillante de origen humilde, había terminado con honores su maestría en arquitectura y no encuentra empleo. La reciente recesión en EEUU no explica este mal que lleva con nosotros muchas décadas. Mi sobrino, quien estudia para una grado de maestría, comentó, como si se tratara de un parámetro natural, la causa de nuetra menos-que-mediocridad: "Aquí no es importante cuánto estudies, lo que importa es a quién conoces". Sentí que el alma se me estillaba. La idea de una juventud con talento y dispuesta al esfuerzo que se resigna a la desilusión apenas se supone comience a ser de provecho a sí misma y a su comunidad es el síntoma más evidente del fracaso de una sociedad. Recordé la pintura de Rodón que incluí en el post y reafirmé mi apreciación de la genialidad de este maestro.

Esta no es la única obra que mira al interior de nuestra clase dirigente- ejercicio que curiosamente han ignorado nuestros intelectuales, quizás porque, como observa Odishelidze, en PR nadie quiere ofender a nadie. T. Cochran es otro autor sobre el tema, aunque su trabajo (El hombre de negocios puertorriqueño es un atinado perfil pero escrito en sobrio lenguaje académico.

Sobre esto es este post. Sobre los males de esta acomodaticia ínsula colonial en la que nadie se siente responsable por nada porque en última instancia the buck stops in Washington. Del panismo, del control de los accesos por medio de una afinada maquinaria política que reproduce los vicios hereados del antiguo Cabildo de San Juan mantenido con el situado mexicano, de la preeminencia de los linajes sobre el mérito y del desperdicio de capital social y de talento humano que configura nuestra desgracia colectiva. De Castro Font fue sólo una metáfora a la mano.

He escuchado y leído personalidades del independentismo que proponen recuperar el modelo moscosiano que nos trajo aquí. Pero sin cupones de alimento, esta vez, para que la población sin acceso al capital recupere su ética de trabajo y se convierta en el instrumento a bajo costo del próximo milagro económico del Caribe. Me imagino a Rodón recuperando su lienzo para pintar nuevas grietas de amargura en el rostro del patriarca. Y tiemblo de rabia ante la posibilidad de una refundación del ELA y de una segunda refundación de la colonia, incorporada al conjunto de las naciones de la periferia neocolonial al servicio del capital financiero global y para beneficio del club de los panas juntados por el pitorro.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Myrisa: Me dio curiosidad por conocer quienes son esas personalidades del independentismo que proponen recuperar el modelo moscosiano pero sin cupones de alimentos, etc.

Eugenio dijo...

Me imagino que Myrisa se refiere a algo como ésto:

http://www.vozdelcentro.org/wordpress/wp-content/uploads/2008/03/ndia-acs-03-27-08-singapur-la-pequena-isla-gigante.jpg

Claro, propuestas así lanzadas desde el Banker's Club hay que tomarlas con escepticismo. Peeero, tampoco creo que el planteamiento de Collado Schwarz caresca de méritos. Una economía débil con políticos contentos con alimentarla artificialmente con fondos externos no puede progresar bajo ningún estatus. Y en cuanto a estos fondos federales, han tenido su función social aliviando la pobreza, pero también la forma desequilibrada en que se implementaron resultó en unos efectos contraproducentes serios (penalización del trabajo, economía informal,infantilización de individuos asistidos, etc,). En lo personal, comparto la visión que ha expresado Obama (y anteriormente Bill Clinton) de balancear las exigencias a los gobiernos con demandas de responsabilidades a los ciudadanos.

Rey dijo...

A Jorge finalmente le llegó su paseo privado por el caribe.

Eric Alvarez dijo...

Excelente artículo y discusión. Lamento no haber visitado el blog cuando el artículo se publicó originalmente. Tanto el artículo como la discusión aportan información y experiencias de mucho valor...

Sin dudas, hay que estar atentos a lo que En el país de llos ciegos tiene que decir.